Representantes demócratas de EE.UU. presentan un nuevo paquete de ayuda económica por el coronavirus por un valor de 3 billones de dólares

14 Mayo, 2020

Por DEMOCRACY NOW

 

democracynowEn el Congreso de Estados Unidos, líderes demócratas de la Cámara de Representantes han presentado un significativo proyecto de ley de ayuda económica de 1.800 páginas para contrarrestar la crisis del coronavirus, cuyo valor asciende a tres billones de dólares. La llamada “Ley HÉROES” financiaría la ampliación de las prestaciones por desempleo hasta enero de 2021, otorgaría a la mayoría de los adultos estadounidenses otro pago único mediante un cheque de 1.200 dólares y proporcionaría un billón de dólares en asistencia a los Gobiernos estatales, locales y tribales más afectados. También ampliaría los beneficios alimentarios del Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria, financiaría el pago adicional por trabajo de alto riesgo para los trabajadores de primera línea de batalla contra el coronavirus, aumentaría los fondos para la realización de pruebas de diagnóstico de COVID-19 y proporcionaría 25.000 millones de dólares en fondos al Servicio Postal del país.

El proyecto de ley no expandiría el programa de salud pública que provee atención médica a todas las personas mayores de 65 años o consideradas discapacitadas, llamado Medicare, para cubrir a millones de estadounidenses que recientemente han quedado sin cobertura médica. Tampoco proporcionaría alivio en el pago de alquileres e hipotecas ni pagos recurrentes en efectivo para los hogares estadounidenses.

El proyecto de ley ampliaría el Programa de Protección de Sueldos para pequeñas empresas con el objetivo de rescatar financieramente a las corporaciones que han hecho una labor de cabildeo en Washington. Activistas climáticos sostienen que el proyecto de ley tampoco logra cerrar las lagunas fiscales que benefician a los grandes contaminadores. La filial estadounidense del grupo ambientalista Greenpeace tuiteó: “Los directores ejecutivos de las empresas de combustibles fósiles se regocijarán de que el Congreso haya dejado una vez más la puerta abierta para brindar apoyo financiero a las corporaciones de petróleo y gas mal manejadas y en aprietos”.