Venezuela revela que infiltró agentes en fuerzas armadas de Colombia

19 Mayo, 2020

Por DW

dw

El gobierno de Caracas asegura haber detenido a 91 personas implicadas en la fallida incursión marítima del pasado 3 de mayo.

El ministro de Comunicación de Venezuela, Jorge Rodríguez, aseguró este lunes (18.05.2020) que el gobierno de Nicolás Maduro tiene "agentes infiltrados" en las fuerzas armadas y servicios de inteligencia de Colombia.

Hablando ante los medios de comunicación, el funcionario sugirió que gracias a esa presencia pudieron detectar la fallida incursión marítima del pasado 3 de mayo en dos playas próximas a Caracas.

"Esto es producto de las infiltraciones que nosotros tenemos en el seno de la inteligencia colombiana, en el seno de la inteligencia de la fuerza armada colombiana, que nos permitió acceder a muchas horas de grabación de Hernán Alemán y de Clíver Alcalá Cordones”, dijo.

Rodríguez presentó grabaciones para demostrar la participación del exgeneral Clíver Alcalá y de un diputado opositor del partido Acción Democrática. Pero también lo hizo para tratar de involucrar al gobierno de Iván Duque en una presunta conspiración.

La llamada Operación Gedeón, que dejó al menos siete muertos y decenas de detenidos, siembra dudas en torno al conocimiento que la inteligencia y las autoridades de esos países tenían de ese plan, que se fraguó entre Florida, Bogotá y el departamento colombiano de La Guajira.

El presidente colombiano es, junto a Donald Trump, el principal valedor de la causa de Guaidó en el tablero internacional. Ambos se han desvinculado de lo sucedido en la costa de La Guaira. Sin embargo, está probado que la operación se fraguó al otro lado de la frontera, en Colombia, y que fue impulsada inicialmente por operadores políticos de Voluntad Popular, la formación de Guaidó y de Leopoldo López.

El exmiembro de las fuerzas especiales de Estados Unidos, Jordan Goudreau, se atribuyó el diseño del desembarco, en el que participaron exoficiales venezolanos y dos mercenarios norteamericanos, no más de cincuenta personas. Pero el dislate táctico ha hecho que, después de un año de preparativos, ningún dirigente opositor quiera asumir la responsabilidad.

Las afirmaciones de Jorge Rodríguez cobran más sentido con el paso del tiempo, ya que tanto en las filas opositoras como entre los militares en el exilio y todas las personas al tanto del plan cundían las sospechas de que la operación estaba infiltrada por Caracas.

Maduro, por su parte, dice tener pruebas de que Guaidó firmó un contrato de 212 millones de dólares con la empresa estadounidense Silvercorp para que planeara y lanzara la operación. El director de la contratista norteamericana, el ex boina verde Jordan Goudreau, al que Maduro vincula con Trump, lo ha confirmado y dice que el plan sigue en marcha.

No obstante, Guaidó ha acusado al presidente de ser el responsable y ha asegurado que él mismo "sabía de la operación, los infiltró y los esperó para masacrarlos”.